Microinfluenciadores frente a macroinfluenciadores: ¿cuál es la mejor opción para tu campaña?

2 de noviembre de 2023

El mercado del marketing de influencers no ha dejado de crecer en los últimos años y alcanzará un valor de 16.400 millones de dólares en 2022, según un estudio de Hubspot. Las empresas tienen claro que las campañas de marketing de influencers son esenciales para aumentar la notoriedad de su marca, su alcance en las redes sociales y sus ventas. Sin embargo, la cuestión a la que se enfrentan ahora las empresas es cómo elegir a los influencers adecuados con los que trabajar.

Macroinfluenciadores y megainfluenciadores: alcance a gran escala

Los macroinfluenciadores son creadores de contenidos con más de 150.000 suscriptores, mientras que los megainfluenciadores tienen más de 500.000 suscriptores.

Con un enorme número de suscriptores, ofrecen un alcance masivo. Su gran notoriedad da a tu marca una exposición instantánea ante una amplia audiencia.

Sin embargo, tener una audiencia tan masiva también puede conducir a un compromiso menos personal y pronunciado.
Además, los macroinfluenciadores suelen tener tarifas más altas que los microinfluenciadores, lo que puede dificultar que las pequeñas empresas o las marcas emergentes se comprometan a asociarse con ellos.

Microinfluenciadores: autenticidad a pequeña escala

Los microinfluenciadores, por su parte, tienen un alcance más limitado, generalmente con menos de 50.000 seguidores.

Sin embargo, los microinfluenciadores suelen considerarse más auténticos y son capaces de desarrollar una comunidad que suele estar muy comprometida.
Además, su coste suele ser más asequible, lo que los convierte en una opción atractiva para las empresas con presupuestos limitados.

¿Qué elección para su campaña?

Trabajar con microinfluenciadores es tan interesante como hacerlo con macroinfluenciadores. La elección entre macroinfluenciadores y microinfluenciadores depende de los objetivos específicos de tu campaña.

En resumen, si la notoriedad y la visibilidad de la marca son su prioridad, los macroinfluenciadores pueden ser la mejor opción. Pero si lo que busca es un mayor compromiso o un nicho específico, los microinfluenciadores pueden adaptarse mejor a sus necesidades. Una combinación equilibrada también puede ser la clave para maximizar el alcance manteniendo la autenticidad.